Entrar | ¿No tienes cuenta?? Registrarse!
Economy article

El Dinero hace que Tibia ruede

Escrito por Tibia (Traducido por Gravis Mors) on martes 01 julio 2008


Alguna vez te has preguntado ¿por qué las ratas de Tibia dejan monedas de oro?

Ratas


Después de todo, en la vida real los roedores no son exactamente conocidos por dejar dinero. La respuesta no es muy difícil de adivinar: las ratas son las primeras criaturas que pueden ser cazadas por jóvenes aventureros, que por lo general están buscando mejor equipo. Y para eso, ellos necesitan dinero.

Al mirar a Tibia más de cerca, verás que el intercambio es una parte crucial del juego. Desde el primer mazo que compras en Rookgaard a una armadura invaluable, desde flechas y bolts a backpacks de runas de Suden Death – todo está basado en el intercambio. Después de los puntos de experiencia, el dinero es lo que cuenta, ya que los jugadores deben invertir para avanzar en el juego. Necesitan mejor equipamiento para cazar más eficientemente. Esto no es solo armas y armadura, pero objetos que pertenecen a el equipo básico de cualquier buen explorador como las runas mágicas, pociones de mana y, por supuesto, pociones de vida. Muchos de estos objetos se pueden comprar en tiendas, pero otros no. Los objetos más buscados son los que solo pueden ser ganados a través de búsquedas (quests) o sacados de monstruos – o simplemente se compran de otros jugadores, que venden sus tesoros para tener ganancias extras.

Aunque no lo sepan, todos los jugadores de Tibia son miembros de un sistema económico y piensan y actúan de acuerdo a esto para ser exitosos en el juego. ¿Acaso ese jugador está pidiendo mucho por el mazo? ¿Pagará invertir todos mis ahorros en una nueva espada? ¿Cuánto puedo pedir por este escudo sin que sea muy caro para ser ignorado por el mercado? Los jugadores mas experimentados son expertos en el campo de la economía Tibiana. Ellos saben cuales son los lugares más efectivos y cuales monstruos dan más ganancia, y calculan con extraordinaria precisión y confianza si la ganancia de la caza será positiva o si les costará mucho dinero. En Tibia, definitivamente es bueno tener buena cabeza para los negocios.

Dinero va, dinero viene
Entonces la economía es una parte vital de Tibia. Pero ¿como funciona? ¿Cómo se determinan los precios? ¿Por qué hay objetos increíblemente caros y otros baratos? Y ¿por qué algunos objetos pierden valor a través del tiempo?

La respuesta está en que en Tibia, como en el mundo real, hay leyes económicas fundamentales que se aplican. Un buen ejemplo es la famosa ley de oferta y demanda, que dicta que los precios de las cosas son determinados por su disponibilidad – entre un objeto sea más querido, su precio subirá. Esta ley determina el valor de los objetos en Tibia igual que en el mundo real. En consecuencia, objetos que son adquiridos de a miles por día, valen de poco a nada, mientras que objetos que se obtienen raramente son intercambiados por grandes cantidades de oro. Y justo como en la vida real, el desarrollo de la economía en Tibia es determinada por el flujo de bienes y servicios. En otras palabras, tenemos que mirar más de cerca de dónde viene el dinero y a dónde va.

Entonces, ¿de donde viene todo esto? Hay varias formas de ingresos en Tibia. Por ejemplo, hay ricas fuentes naturales que la tierra puede ofrecer. Las bayas que recolectas en Rookgaard, los peces que capturas en ríos y mares – todos pueden ser vendidos a mercantes o otros jugadores que los usan para regenerara puntos de vida y Mana. Luego van los tesoros que se encuentran en los cofres, que se encuentran en lugares remotos y secretos. Los valerosos aventureros deben enfrentar peligrosas búsquedas para ganarlos, pero la mayoría de las veces el premio recompensa los problemas.

Sin embargo, la fuente de ingresos más grande de Tibia, son los peligrosos monstruos que rodean sus tierras. Día tras día, ellos mueren de a miles a manos de valientes aventureros, dejando oro y objetos que pueden ser vendidos a NPCs, mercantes o a otros jugadores. Una mirada al suelo de un típico calabozo nos puede informar que tan informados están los otros jugadores sobre el mercado – objetos que tienen poco o ningún valor de venta, son descartados por que no vale la pena llevarlos hasta los mercantes. Además, también dará una buena idea de la cantidad de objetos que son creados en un típico día en el mundo de Tibia. ¿De dónde vienen estos objetos? La respuesta es que cuando un monstruo que los lleva aparece o cuando un jugador abre un cofre, estos objetos ¡son creados de la nada! Aunque vale la pena decir que en la vida real las cosas no son tan fáciles.

Pero no solo hay un continuo flujo de entrada de objetos. Los objetos son continuamente removidos del juego. Independientemente de si el jugador los vende a los NPCs o los tira a las canecas, esos objetos completamente desaparecen. Lo mismo aplica para el oro usado en comprar cosas a los NPCs o para pagar rentas de las casas, igual que con los objetos que se dejan en el suelo, olvidados o que se quedan dentro de los cadáveres mientras se pudren. Todos esos objetos son eliminados del juego tan fácil y misteriosamente como entraron.

Up pequeño diagrama del llamado ciclo económico puede ayudar a ilustrar el flujo de bienes en un típico mundo de Tibia:

Diagrama


Claro que no todos los objetos son destruidos. Los jugadores no botan o venden todos los objetos que ellos encuentran – de hecho, muchos de ellos coleccionan todo tipo de objetos, especialmente los raros y los peculiares. De la misma manera, los jugadores tienden a ahorrar dinero, al menos un poco. El resultado es que aunque se eliminen masivas cantidades de objetos a diario, la cantidad total de todos los objetos en cada mundo incrementa lento, pero seguramente.

La escasez es buena
Uno puede pensar que el incremento de objetos en Tibia es bueno. Después de todo, ¡entre más objetos halla, es más fácil para cada jugador obtener el objeto de sus sueños! ¿En realidad es eso algo bueno?

Objetos Valuables


La verdad, hasta cierto punto. Claro, cazar y obtener objetos son los elementos más grandes del juego, y es importante que los jugadores puedan hacer eso. Dicho eso, es de crucial importancia que la cantidad de objetos sea limitada. Imaginen por un momento que cualquier objeto que alguien quisiera se le fuera dado. Demon sets para todos –
¡Yay! Claro, sería genial probar todas las rarezas para variar, pero después, ¿cuanto tomaría para que la gente se aburriera? Después de todo, un objetivo importante para los Tibianos es recolectar raros y valiosos objetos y mostrárselos a los demás. Las rarezas traen fama y respeto en la comunidad. Si no, ¿cómo podrías demostrarles a los demás que eres el mayor miedo de cualquier demonio si todos tienen objetos de ellos en su casa? ¿Cómo podrías presumir con ese Panda Teddy en el que gastaste los ahorros de tu vida si todos tienen uno? El coleccionar rarezas le da a los Tibianos un sentido de logro en el juego. Si esos objetos fueran tan comunes como la tierra, una gran motivación para jugar Tibia se perdería.

La lección es que hay que controlar el incremento de objetos en Tibia. Mientras que los jugadores deben poder adquirir los objetos que quieren, debe haber restricciones para asegurar que el intercambio sea atractivo. Sin ningún control, los objetos continuamente perderían su valor en el juego por que sus números crecen continuamente (esto se llama deflación). Cojamos, por ejemplo, la vieja Spike Sword. Si se lanzara un nuevo Server, inicialmente tendría un buen precio ya que en las etapas iniciales del juego, es una buena espada. Pero mientras el Server se va haciendo viejo, el número de Spike Swords incrementa continuamente, mientras que otros jugadores van avanzando a niveles donde prefieren mejores armas. El resultado lógico es que el precio que se paga por las Spike Swords caerá continuamente hasta que sea casi nulo, a menos claro que se tomen mediadas para contrarrestar este proceso.

Controlando la economía de Tibia
No falta decir que sabemos que un balance de la economía del juego es tan importante como, por ejemplo el balance de las vocaciones. Por esta razón, mantenemos una mirada fija a la economía de varios mundos. Si vemos que hay tendencias que amenazan con el balance de la economía, interferimos.

Claro que como los creadores del juego, tenemos varias herramientas para hacer eso. Una de ellas es nuestro confiable equipo de NPCs mercantes. Si vemos que un objeto es cambiado entre jugadores por casi nada, lo que ocurre cuando hay en números excesivos, todo lo que tenemos que hacer es que uno o más NPCs lo compren al precio que nosotros queramos. Como consecuencia, el precio del objeto se arregla, ya que nadie lo vendería por menos de lo que puede obtener en las tiendas. Esta es uniforma simple, pero efectiva para que los objetos no pierdan valor, que usamos frecuentemente. Pero hay otras medidas más sutiles que podemos usar. Para nombrar unas pocas, podemos subir o bajar la cantidad que estos objetos son dejados por monstruos o simplemente reducir el número de los monstruos que los dejan. Como miles de monstruos son vencidos a diario, hasta los cambios más pequeños hacen un impacto en el juego.

Obviamente, nosotros hacemos cambios muy cuidadosos en la economía de Tibia. No se pueden acelerar estas decisiones ya que un cambio tan pequeño como el de un décimo de uno por ciento (0.1%) tiene un efecto inmediato en el balance económico. Cada cambio es cuidadosamente considerado y todos los posibles resultados son discutidos en avance. El objetivo es mantener un estable y predecible ambiente económico en el cual los jugadores pueden estar sin ver que sus logros sean devaluados por un desarrollo económico excesivo. La equidad también es de gran importancia – queremos asegurarnos de que los jugadores puedan jugar en circunstancias económicas comparables. A propósito, esta es la razón por la cual nunca hemos aceptado