Entrar | ¿No tienes cuenta?? Registrarse!
Tibia Noticias

Las Siete Estancias del Tormento I

Escrito por Cipsoft (Traducido por Sir Sauko) on jueves 22 octubre 2015
Martel Estaba winter2 ya anocheciendo y Amaro estaba adormeciéndose con uno de los dispersos monólogos de Spectulus acerca del decaimiento de la investigación científica cuando la segunda visión trepó por sus pensamientos como un silencioso depredador. La voz de su amigo se desvaneció. Un silencio ensordecedor reinó por un momento. Amaro se sintió casi en calma cuando súbitamente escuchó su propia voz en sus oídos mientras borrosas imágenes se filtraban lentamente en su mente repitiéndose ante sus ojos.

Las siete estancias del tormento. Tantos obstáculos en nuestro camino. Hordas de siniestras criaturas. Acertijos. Enigmas. Los despiadados guardias. Están esperando regocijarse en una riada de muertes.

Luego las difusas imágenes aparecieron diáfanas y su voz se hizo desesperada.


winter4 Ser consumido por las llamas es ser liberado por una pureza verdadera. Hay fuego sin luz y hay llamas sin humo. En esta oscuridad de FUEGO infernal, almas serán liberadas.











winter5 Lo que vez es lo que te amedrenta. Y aún así, los maestros del ENGAÑO esconden el real peligro en lo que no vez. Pues dónde está la diversión en lo descaradamente obvio, en el trillado camino, nunca extraño o parejo?











winter6 La pestilencia extiende sus pegajosos dedos a través del dominio de Verminor y la PLAGA flota en el aire. Los ingenuos serán consumidos.












winter7 En estas tristes profundidades de desolación y putrefacción, la CONDENA se alimenta de los intrépidos y los débiles. Pero una flor puede brotar incluso desde el más oscuro de los abismos. Sola... y sin esperanza.









"Necesitan pensar en cuatro dimensiones!!!" Spectulus había entrado en un frenesí con su sermón y con sus puños había golpeado la mesa. Amaro volvió de golpe de su inmóvil estado. "Por qué me miras como un gato asustado, Amaro? Son mis ideas demasiado avanzadas? Soy demasiado progresivo??? Cuántos más de sus intentos de amateurs tengo que soportar?!!" Amaro sacudió su cabeza en lento desconcierto y logró susurrar un débil "Tres." Él ya temía la noche por venir, pues sabía cuáles aterradoras imágenes acechaban todavía en la oscuridad.