Entrar | ¿No tienes cuenta?? Registrarse!
Amaro Rotworms

Mis amigos, los Rotworms salvajes

Escrito por CipSoft (Traducido por Rossonnero, kodes16 & Gera) on mircoles 03 noviembre 2010
2 de Noviembre, Taverna Seahorse, Liberty Bay.

Queridos amigos.

¡Al fin me siento capaz de escribir de nuevo! Despues de meses de melancolia y preocupacion al fin estoi de vuelta en mi camino. Mi retorno de Zao parece que ocurrio hace años. Todos esos dolorosos recuerdos... Los deje en algun lugar de Dragonblaze Peaks. Me encontraba atravesando las estepas de Zao, a menudo arrastrandome de rodillas debido al agotamiento, sin notar nada a mi alrededor. Sigo sin saber como sobrevivi en ese lugar y prefiero no preguntar. Todo lo que recuerdo es sentir como se llenaba aquel vacio que tenia en mi corazon cuando finalmente alcanze Farmine. Deseaba compañia pero al mismo tiempo no podia soportar la idea de la humanidad.

He encontrado un pequeño alivio en Kazordoon con mis amigos los dwarfs. Al principio mantuve la moral alta y desahogue mis penas en la Jolly Axeman. Pero entonces empece a visitar a mi viejo compañero Humgolf regularmente. Juntos pasabamos los dias observando a sus rotworms. Su manera aparentemente sencilla pero profunda de la vida me ha fascinado de una manera un tanto extraña, su presencia ha calmado mi mente y me ha traido algo de la paz que buscaba. Ambos pensamos que no son tan inconscientes como algunos cientificos sugieren. Estamos seguros de que son capaces de sufrir algunos sentimientos basicos como alegria o tristeza, miedo o desespero. Creo que estoy mas convencido de esto que el propio Humgolf. Por lo tanto no puedo pasar por alto el hecho de que el doma a los rotworms y por lo tanto les quita su libertad. Si, se preocupa por ellos y los cuida... pero sigue sin ser correcto para mi, no me parece justo. Con el tiempo, su vida en cautividad tambien me ha hecho sentirme como un prisionero. Asi que tome una decision crucial. He decidido salir de aqui para experimentar algo mas natural: He decidido vivir con rotworms salvajes para estudiar su comportamiento social de estas aun extrañas criaturas, para meditar sobre la existencia y mi papel en todo esto, y para alzar my alma de su hibernacion.

Humgolf me ha contado que los rotworms pueden sentir a las demas formas de vida con sus extraordinarios nervios olfativos. A pesar de su grosor y aspereza, su piel es muy sensible, les permite comunicarse a traves de las vibraciones de la tierra. Los rotworms pueden crear ritmicos patrones de vibraciones con movimientos de su cuerpo. Inspirado por la danza de las abejas, Humgolf a encontrado una forma de comunicarse a traves del baile. Me ha enseñado diferentes pasos, algunos lentos, algunos rapidos asi como su significado.
Para imitar el hedor de los rotworms y sus alrededores, tambien aprendi como mezclar una fragancia con lo que Humgolf llama "L'Eau de rot". Me regaño por llamarlo hedor pero el solo recuerdo de esa fragancia me provoca nauseas. He tenido que untarmelo sobre mi cuerpo durante varios dias hasta que consegui imitar su hedor. Oliendo como un gran huevo podrido me pasee por Liberty Bay. Siempre he amado la brisa que sopla alli, asi que despues de un breve paseo me dirigi a la cueva de rotworms cerca de la ciudad. Era pronto por la mañana asi que no me encontre a ningun otro aventurero por el camino.

Mi plan era acercarme tanto a un grupo de rotworms para que pudieran sentir mi fetidez y compartieran conmigo un trozo de carne. Esperaba que me saliera bien la treta y poder ganarme su confianza o al menos poder verles comer. Cautamente descendi al tercer piso donde hay un circuito que te permite caminar por todo un circuito. Casi inmediatamente de bajar por el agujero vi a un pequeño grupo formado por dos rotworms y dos carrion rotworms dandose un festin de carne.

Me aproxime a ellos y despues de unos pocos pasos giraron la cabeza hacia mi. Durante unos segundos hubo un total silencio excepto mi corazon latiendo al maximo. Uno de estos rotworms empezo a caminar hacia mi direccion. Su cuerpo estaba lleno de arañazos y parecia como si ya hubiera sobrevivido a varias peleas. Me sentia colapsado pero en un pequeño estallido de valentia baile la danza de la bienvenida tal y como Humgolf me habia enseñado. El rotworm se paro y note como la tierra temblaba ligeramente. Uno de los carrion worms se dirijio hacia mi y la tierra empezo a vibrar fuertemente. Este carrion worm era tan grande y so boca tan amplia... era... ¡ENORME! Podria tragarse a un cyclop de un mordisco.

amaro_rotworm_cave


Cerre los ojos, estaba preparado para dejar mi amado mundo de Tibia y esperaba para el fin.
De repente, me vi envuelto en una gran nube apestosa, un nauseabundo hedor que casi hace que me desmayara. Abri los ojos poco a poco y mire directamente a la boca del monstruo. Rapidamente coji la carne de mi mochila y tan pronto como la tuve se lo tire a la boca. Lo siguiente fueron una seria de ruidos de como lo masticaba y tragaba. Entonces el worm cerro su boca lentamente y empezo a darme suaves empujones. "¡Ahora o nunca, Amaro!" Me lance y intente recordar todo lo que habia aprendido sobre los rotworms. Estaba tan nervioso que no pude hacer otra cosa mejor que acariciar la rugosa piel del rotworm. Pero envez de comerme a mi como postre el carrion worm dejo escapar un leve sonido reconfortante. Era un momento muy bonito, senti que habia confianza entre nosotros. Pero, no duro mucho. De pronto, todo el grupo se empezo a mover hacia un pequeño tunel en la pared. En un parpadeo, tan pronto como vinieron se fueron.

Me dejaron solo, sin saber que hacer. Entonces escuche un ruido en el tunel. El rotworm mas pequeño salio del tunel moviendo su cabeza de un lado a otro. Parecia como si se dirigiera a mi, pidiendome que le siguiera. Y eso hice. Fui detras del pequeño rotworm al que decidi llamar Shorty. Me llevo a traves de un complejo laberinto de pequeños tuneles hasta que llegamos a una acojedora cueva. El hedor era muy fuerte alli pero para entonces ya me habia acostumbrado a el. Los otros cinco rotworms nos estaban esperando enmedio de aquella cueva. Estaban agrupados en torno a una pila de de comida. Nos dieron la bienvenida con unos pequeños movimientos ritmicos. Con sus cabezas, empujaron algunos trozos de carne hacia mi. Intente averiguar como hacian para llevar las cosas por aquellos tuneles sin tener brazos... La fruta parecia podrida y apestosa. Pero bueno, no era la primera vez en mi aventurada vida en la que tenia que comer algo horrible para sobrevivir... Pero aun asi, era horrible. Realmente, era tan apestoso que pensaba que iba a perder el sentido del gusto de por vida. A pesar de todo, los rotworms parecian encantados. Creo que este acontecimiento a servido como algun tipo de rito de iniciacion dentro del grupo


Así fue como mi vida entre los rotworms inició. Durante los siguientes dos meses, observé su comportamiento social de cerca. De hecho, era más que un simple observador. Era un miembro aceptado del grupo, eramos amigos, almas gemelas, eramos familia. De acuerdo con Humgolf, los rotworms a menudo viven juntos en pequeños grupos similares a las familias aunque sus miembros no son necesariamente relativos de sangre.
Usualmente, un grupo de rotworms es liderado por un carrion worm, de todos modos, es difícil un dominio jerárquico. En mi familia, el gordo carrion worm obviamente era el líder pero todo el grupo se trataba con mucho respeto.
A veces peleaban por comida pero nunca se lastimaban unos a otros.

Hasta entonces, pensaba que todos los rotworms se parecían pero vivir junto ellos y verlos de cerca me probó que estaba completamente equivocado. Cada uno de ellos era único en su forma de belleza, por lo tanto, no era problema el distinguir uno de otro. Estaba el grande, el gordo carrion worm con una gran boca. Yo lo nombre Chubby. A pesar de ser masivo, el tenía una naturaleza gentil y parecía un padre cuidado a todos sus hijos. Lady era un carrion worm con una increíblemente hermosa piel, muy suave y tersa. Por eso, siempre la imaginaba como hembra aunque no sabía si realmente existían o no rotworms hembra. Cubierto con cicatrices y moretones, Scarrot era un feroz rotworm peleador. Un guerrero con agresivo temperamento a veces, aunque, dispuesto a arriesgar su propia vida por el bien de su familia. Estaban también Thelmo y Louis, dos rotworms quienes siempre andaban juntos y compartían cada comida. Pienso que ellos tenían la amistad mas sincera que e visto. Por último pero no menos importante, estaba Shorty, un muy pequeño y curioso rotworm. Pienso que admiraba profundamente la fuerza y el coraje de Scarrot así que el siempre trataba de impresionarlo con acciones osadas.


amaro_rotworm_family


Nuestra vida diaria era impulsada principalmente por el buscar comida y relajación. Dos grupos de dos siempre eran establecidos en la mañana para buscar comidas mientras que otros se quedaban en nuestro refugio a salvo, usualmente dormitando durante el día o comiendo algunos bocados podridos. Cuando permanecía en la cámara, masaje el cuello de los rotworms o tomamos una pequeña charla.

Para encontrar comida, tenías que dejar el sistema-laberinto de túneles y buscar a través de las cuevas. Desafortunadamente, el sistema de cuevas mas largo era a menudo concurrido con aventureros buscando rotworms fáciles para cazar la mayor parte del día. Así que es un trabajo muy arriesgado, especialmente para los rotworms que nunca saben si regresaran con vida.
Mi familia siempre trato de evadir encuentros con humanos. Al menos ellos nunca trajeron cuerpos humanos a la cámara. Tal vez preferían comerlos lejos después de una pelea pero yo creo que no les gustaba mucho, o mas bien, no les gustaba su sabor. Así que ellos buscaban carne podrida, frutas, y otros productos desperdiciados.

Tarde por la noche, el grupo entero usualmente se reunía en nuestra cámara y teníamos un enorme festín de comida, Todavía no puedo alabarme lo suficiente por haber sido tan listo para llevar suficientes suministros conmigo antes de que iniciase mi aventura. Ya que todos los rotworms son avariciosos cuando se trata de comida, mi familia difícilmente notaba que prefería las galletas especiales de mi abuela a sus comidas podridas. Tan pronto como todo el desperdicio había sido absorbido, había un entretenido concierto de eructos y ruidos flatulentos, y entonces todos dormían por horas. Muchas noches frías me acurruqué en la piel suave de Chubby. Ah, que felicidad!

Aun recuerdo el día cuando deje la cámara por primera vez. Estaba acompañado por Chubby, mi protector. Desafortunadamente, fuimos atacados por un aventurero en nuestro tour a través de las cuevas. Traté de advertirle pidiéndole que dejara a los rotworms en paz pero no lo pude convencer. Así que tuve presenciar una muerte trágica. No pude evitar hundirme en mis rodillas derramando algunas lagrimas. Chubby se acerco a mi y de alguna forma notó mi inquietud. Me dio un golpecito suave y apuntó su cabeza a su espalda. Trepé en su piel y me trajo de nuevo a la cámara. Desde entonces, solamente salí junto con Chubby y el siempre evadió todas las peleas con un humano.

También tuvimos que enfrentar a otros grupos de rotworms y más de una vez Chubby tuvo que protejerme contra su hambre con toda su fuerza. En contraste a mi familia, ellos probablemente me hubiesen considerado una comida deliciosa.
Un día, Chubby y yo pasamos junto a dos jóvenes carrion worms. Uno de ellos peleaba contra un fuertemente herido rotworm que ya habían matado. Yo estaba totalmente sorprendido de ver el canibalismo entre estas criaturas. Chubby estaba casi tan sorprendido como yo e inmediatamente empezó a enviar fuertes y furiosas vibraciones. La tierra tembló tremendamente. Los dos caníbales estaban impresionados con el tamaño de Chubby y la ira así que se arrastraron lejos rápidamente.
Sin embargo, no pudimos salvar al rotworm herido. Grandes trozos de carne habían sido mordido de su cuerpo exponiendo sus entrañas. Respiró una última nube horrible hedor y después murió. Mientras Chubby lentamente traía pilas de tierra con su boca para enterrar el cuerpo, yo tomé la oportunidad de hacer una investigación anatómica y realizé un dibujo de la estructura interna del rotworm. En este día, me dí cuenta que todo tiene un lado bueno, y también uno malo. A pesar de todo, estaba seguro que nada como eso podría pasar entre mi familia.


rotworm_anatomy


Y después vino el día en el que tuve que dejar a mi familia y regresar con los de mi propia especie. Esta decisión, sin embargo, fue precedida por un triste y trágico evento. La curiosidad de Shorty muy a menudo lo ponía en peligro pero Scarrot siempre estuvo ahí para rescatarlo. Aunque un día llego demasiado tarde. Shorty se había ido solo a buscar comida y fue atrapado por un grupo de aventureros fuertes. No tuvo ninguna oportunidad. Como encontramos su cuerpo ya muerto, Scarrot dejo salir un fuerte y doloroso aullido. No nos fue posible seguir con su paso.
La tierra alrededor de su cuerpo sin vida estaba llena de sangre, partes de su cuerpo fueron asadas y apestaba a carne quemada.
Estoy seguro de que una feroz batalla había ocurrido en el lugar. Aun así, ni siquiera Scarrot, que nunca había sido vencido si quiera una sola vez, hasta ese momento, pudo sobrevivir a los mortales ataques mágicos de esos humanos. Todavía no logro entender porque habían cazado en esa cueva, eran tan fuertes que podían haber vencido a dragones sin ninguna dificultad. Pero no, en lugar de eso, tenían que asesinar a los pacíficos Rotworms. Enterramos los cuerpos de Shorty y de Scarrot y un gran temblor hizo que la cueva se estremeciera… era un lamento de rotworm de dimensiones extravagantes.

Deje a mi familia pocos días después. Nuestra despedida fue una triste danza en cámara lenta. Cubrí a Chubby con lagrimas y después… un ultimo abrazo y… la despedida, queridos amigos.
Pero tenia que irme sentí una súbita necesidad de compartir mis observaciones acerca de la verdadera naturaleza de los rotworms con otros humanos. Mis puntos de vista acerca de el comportamiento social de los rotworms podía ayudar a convencer a alas personas a acercarse a estas creaturas sin enemistad. Y así tratarlos con respeto así como a cualquier otra creatura pensante y con sentimientos. Yo se que solo soy un soñador pero se que no soy el único – de eso estoy seguro.

Estoy de regreso y siento un fuego ardiendo dentro de mí. Los Rotworms me habían dado tanto. Las largas horas que pase a su lado en las cuevas habían enriquecido mi vida más allá de lo imaginable. Lo que había aprendido de ellos había abierto mi alma y mi mente y había logrado ponerlos en calma. Y através de esta carta quiero compartir mis observaciones con todos los Tibianos. Mi misión aun no ah sido completada. Esto fue solo el principio… estoy ansioso por estudiar el comportamiento social de otras especies pues fue ahí, entre las creaturas salvajes, donde me sentí uno con la naturaleza, experimente una verdadera amistad y una felicidad inmensurable.

Hasta que nos encontremos de nuevo, seguiré siendo su fiel amigo,
Amaro.